Todos los Recursos

Perspectiva de Atención Médica

Ante los Títulos II y III de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) y la Ley de Rehabilitación, casi todos los proveedores de atención médica deben seguir muchas normas para evitar discriminar contra los pacientes con discapacidades. Una excepción son ciertos proveedores de atención médica que son administrados por organizaciones religiosas, pero aun para esos proveedores, con regulaciones locales y estatales y programas financiados con fondos federales como Medicare y Medicaid, es probable que tengan algunas normas que seguir.

Lo que hacen estas normas, sin embargo, es proveer medidas concretas que los proveedores de atención médica pueden tomar para asegurar que todas las personas  puedan beneficiarse de los servicios que proveen. Estas normas delinean lo que es necesario para que las personas con discapacidad puedan entrar a las instalaciones médicas y usen las facilidades dentro de ellas. También abarcan lo que se necesita para que las personas con discapacidad reciban atención médica adecuada de la misma manera que todos los demás pacientes y abarcan el uso de ayudas auxiliares (como instrucciones impresas en letra grande o intérpretes de lenguaje de señas) para que de esta manera las personas con discapacidad  puedan comunicarse efectivamente sobre su propia atención médica y cualquier decisión relacionada.

Algunas cosas de las que los proveedores de atención médica deben estar conscientes en relación con la discapacidad son:

[ Vea también: La Ley ADA y los Proveedores de Atención Médica ]

¿Preguntas?

¿Desea más información acerca de los servicios que proveemos? Pregúntele a nuestros especialistas de asistencia técnica.

Comuníquese con nosotros