Publicaciones de Blog

#Gracias a la ADA—Puerto Rico

Northeast ADA Center Staff July 27, 2020

A medida que nos acercamos al 30 aniversario de la ADA, muchas personas están celebrando cuán lejos hemos llegado, además de reflexionar sobre lo lejos que aún tenemos que llegar. El Centro ADA del Noreste es parte de la Red Nacional ADA. Hemos contactado a la gente de nuestra región, que incluye Nueva York, Nueva Jersey, Puerto Rico, y las Islas Vírgenes Estadounidenses, para participar en las Redes Nacionales de ADA, la Campaña #GraciasALaADA, para saber sobre lo que están agradecidos, 30 años después de la aprobación de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades.

Estas son algunas voces de nuestros amigos en Puerto Rico:

"La ADA ha sido significativa en mi vida en el área de comunicación a través del acceso a la tecnología de asistencia, vista con acceso a programas de lectores de pantalla y audiolibros, y la audición con comunicaciones escritas accesibles. También ha sido importante para mí en la eliminación de barreras arquitectónicas para el manejo de sillas de ruedas en las calles, y en el acceso a los aeropuertos para viajes aéreos, para poder utilizar oxígeno y asistencia durante el recorrido para acceder al avión. Además, gracias a la ADA puedo tener acceso a ejercer mi derecho al voto de una manera accesible, para poder elegir posibles personas que reconozcan las necesidades de nuestra población. Agradezco a la ADA por facilitar que seamos tomados en cuenta cuando reclamamos algún derecho".
Zaira Bonilla, Miembro del Comité Ejecutivo del Consejo de Discapacidades del Desarrollo de PR, San Juan, PR

"Gracias a la ADA por hacer del acceso para las personas con discapacidades un derecho civil. Como una mujer ciega con un perro Guía, el acceso afirmado por la ADA me ayuda a participar plenamente en mi comunidad. Me ayuda a mí y a mi perro Guía a viajar de forma independiente, reunirme con colegas, disfrutar de salidas con amigos y hacer mis propias diligencias. Gracias a la ADA puedo vivir, trabajar y disfrutar de mi vida con mi perro Guía, educando e inspirando constantemente a otros puertorriqueños sobre la importancia de la inclusión. Por último, yo Sofía Pantel del Cueto agradezco a la ADA porque pude estudiar lo que quería, trabajar donde quisiera, vivir donde elegí, nada de lo cual habría sido posible para mí hace treinta años, cuando estos derechos no existían. Gracias a la ADA, he podido dedicar mi vida a ayudar a otras personas con discapacidades en Puerto Rico iniciando mi propia organización sin fines de lucro, Abre Tus Ojos, y siendo parte de las juntas de Centros de Vida Independientes, Consejo Estatal sobre IL y grupos de derechos de género".
Sofía Pantel del Cueto.

"La ley ADA refuerza mi orgullo de ser parte de la comunidad de personas con discapacidades”.
NC, Puerto Rico

"Gracias a la ADA tuve adaptaciones razonables en mi trabajo, incluyendo tecnología de asistencia como: computadora, escáner, grabadora y programa de lector de pantalla para personas ciegas. Además, tenía un asistente que me ayudaba a leer lo que el lector de pantalla y otros programas no podían leer. Gracias a estas adaptaciones razonables pude competir justamente con compañeros de trabajo sin discapacidad, y demostré estar entre los mejores como Consejero de Rehabilitación, teniendo 400 casos asignados de los cuales 300 estaban activos. Más casos que muchos de los colegas sin discapacidades tenían. Gracias a la ADA hubo justicia para mí".
Javier Ramos-Crespo, Consejero de Rehabilitación Retirado, San Juan, PR

"La ley ADA ayuda a proteger nuestros derechos constitucionales, como los servicios de salud, educación, empleo y vivienda, entre otros. Además de la toma de decisiones y la igualdad para que nuestros derechos no sean violados en todas las partes de nuestras vidas. Sin la ADA, habría un trato injusto o desigual para una persona con discapacidad".
IS, Puerto Rico

"Adquirí una discapacidad respiratoria, en la que me diagnosticaron pérdida total de voz. Gracias a la sección 501 de la ADA, me he beneficiado de la no discriminación en el empleo. Después de explicar la situación que estaba pasando, a través de mi supervisor mi patrono hizo las adaptaciones necesarias para poder seguir llevando a cabo el trabajo. Garantizaron que no me enfrentaba a sustancias químicas o contaminantes altos que complican mi salud. En ausencia de la Ley ADA, las posibilidades de perder el trabajo eran altas porque en mi trabajo mi voz es mi principal herramienta. El patrono buscó alternativas, entre las que se encontraban el aprendizaje del lenguaje de señas, el uso de la tecnología, entre otras. Ahora puedo seguir ejerciendo mis funciones y me sigo comunicando con los demás".
RS, Puerto Rico

"Hoy celebramos con orgullo ser parte del Aniversario de la Ley ADA. Lo que me protege antes de saber que tendría una discapacidad visual en mi etapa de juventud. Agradeciendo a aquellos que hicieron sentir su voz con poder, logrando cambios para una mayor inclusión en nuestra sociedad e integrándose en ella sin haberme conocido".
—WF, Puerto Rico