Publicaciones de Blog

Lo que Nos Dice la ADA acerca de la Accesibilidad al Implementar el Reglamento COVID-19

Jennifer Lin Perry May 15, 2020

Durante estos momentos de incertidumbre sobre cómo será la "nueva normalidad" a medida que el país comience a reabrirse, queríamos recordar a todos una ley ya vieja - pero buena- que ha existido durante casi 30 años. Esta ley requiere que lugares como las empresas y los gobiernos estatales/locales consideren cómo sus servicios podrían necesitar ser modificados para servir a los clientes, incluidas las personas con discapacidades. Esa ley, por supuesto, es la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA).

Dos conceptos clave relacionados con las disposiciones de no discriminación de la ADA abordan los fundamentos subyacentes a la mayoría de las preguntas que los Centros ADA han recibido en todo el país en los últimos meses. A medida que diseñe, implemente y se esfuerce por cumplir con las nuevas regulaciones de coronavirus destinadas a mantener a todos a salvo, querrá tenerlos en cuenta.

Modificar Razonablemente las Políticas, las Prácticas y los Procedimientos

Comenzaremos con el requisito de ADA de modificar razonablemente las políticas, prácticas y procedimientos que pueden dificultar inadvertidamente que las personas con discapacidades accedan a sus bienes y servicios. Un ejemplo que probablemente usted conozca es que las empresas / gobiernos locales deben permitir el acceso de las personas con discapacidades cuando van acompañadas de animales de servicio, incluso si hay una política de "No Mascotas".

Durante la pandemia, hemos recibido preguntas sobre el requisito en muchas zonas del país de que la gente debe usar cubierta facial cuando está en público, particularmente en áreas como supermercados. Dada la naturaleza de algunas discapacidades respiratorias, no todo el mundo es capaz de usar una cubierta facial (particularmente durante largos períodos de tiempo).

Los propietarios de negocios deben ser conscientes de que bajo la ADA se les requiere modificar razonablemente esta nueva política que requiere una cobertura facial, si es necesario para permitir que alguien con una discapacidad acceda a sus bienes / servicios. De hecho, varios estados que han emitido Órdenes Ejecutivas que requieren coberturas faciales incluso han reconocido que no es necesario que sean usadas por una persona con una discapacidad que se vería afectada negativamente o por niños menores de dos años. Lo que la ADA finalmente nos dice es que debemos considerar lo que se puede hacer razonablemente para asegurar que las personas con discapacidades no sean excluidas involuntariamente del acceso a sus bienes/servicios debido a políticas o procedimientos que puedan ser razonablemente modificados.

La mayoría de las modificaciones implican solo ajustes menores en las políticas. Cualquier cosa que resulte en una alteración fundamental — un cambio en la naturaleza esencial de su negocio — no es requerida bajo la ADA. Por ejemplo, si una empresa solo ofrece servicio de comida para llevar, no entrega a domicilio, la ADA no exigiría que la empresa debe proporcionar entrega a domicilio si así lo solicita alguien con discapacidad, ya que esto podría constituir una alteración fundamental para el propietario del negocio. Si bien muchos apreciarían este servicio, no es un requisito bajo la ADA.

Comunicación Efectiva

Otra disposición fundamental de no discriminación de ADA aborda la comunicación efectiva para las personas con discapacidad. En esta era de avisos públicos compartidos en línea con muchas plataformas informáticas diferentes, es importante recordar que la información debe ser igualmente accesible para las personas con discapacidad.

También se ha producido un cambio importante en los entornos educativos durante esta pandemia, con muchas escuelas cambiando a aprendizaje virtual o a distancia. Es importante que los administradores escolares, maestros, estudiantes y padres/tutores se comuniquen para determinar los apoyos y modificaciones apropiados que pueden ser necesarios para los estudiantes con discapacidades durante este tiempo.

Aunque la ley federal requiere que la instrucción a distancia sea accesible para los estudiantes con discapacidades, no exige métodos específicos. La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los Estados Unidos afirma: "Cuando la tecnología en sí misma impone una barrera de acceso o cuando los materiales educativos simplemente no estén disponibles en un formato accesible, los educadores todavía pueden cumplir con sus obligaciones legales al proporcionar a los niños con discapacidades un acceso alternativo igualmente efectivo al plan de estudios o servicios proporcionados a otros estudiantes. Por ejemplo, si una maestra que tiene un alumno ciego en su clase está trabajando desde casa y no puede distribuir un documento accesible a ese alumno, puede distribuir al resto de la clase un documento inaccesible y, si procede para el alumno, leer el documento por teléfono al alumno ciego o proporcionar al alumno ciego una grabación de audio de una lectura del documento en voz alta[1]

Las modificaciones y servicios eficaces que se pueden proveer en línea para estudiantes con discapacidades, si procede, incluyen: extensiones de tiempo para el trabajo, videos con subtítulos precisos o interpretación del lenguaje de señas incorporado, y materiales de lectura accesibles. También incluyen muchos servicios de voz o lenguaje a través de videoconferencias. La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación ha desarrollado un  video corto que detalla las funciones de la educación en línea y la accesibilidad del sitio web.

Más sobre el COVID-19 y la ADA

Debido a que la crisis del coronavirus ha planteado tantas preguntas sobre la ADA, la Red Nacional ADA ha grabado un seminario web especial para abordar algunas de estas preocupaciones. Llamado Sesión Especial: COVID-19 y la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA): Acceso a programas y servicios, este seminario web aborda preguntas de individuos con respecto a la comunicación efectiva, servicios de atención médica, transporte, modificaciones en políticas y procedimientos, criterios de elegibilidad, acceso a programas y servicios, y más.

Jennifer Perry ha estado con el Instituto K. Lisa Yang y Hock E. Tan sobre Empleo y Discapacidad en la Escuela ILR de la Universidad de Cornell desde 2014. Su trabajo en el Centro ADA del Noreste se centra en proveer adiestramiento y asistencia técnica a las partes interesadas en Nueva Jersey, Nueva York, Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses para ayudarlos con la implementación de la ADA en sus regiones.

[1] Oficina de Educación Especial y Servicios de Rehabilitación. (2020, marzo 21). Hoja informativa suplementaria que aborda el riesgo de COVID-19 en escuelas preescolares, primarias y secundarias mientras atiende a niños con discapacidades. Departamento de Educación de los Estados Unidos, Oficina de Derechos Civiles.